Las mujeres tienen el poder… y su armario al fin lo refleja – Tendencias Otoño/Invierno 2019-20

La semana de la moda, el evento global anual que muestra las tendencias que veremos en tiendas, en stories de nuestra influencer favorita y nuestros feeds de instagram, recientemente mostró sus propuestas para la temporada de otoño/invierno 2019, de todas las siluetas y elementos presentados, dos parecían ser ubicuos, los hombros gigantes y la sastrería. Desde las primeras pasarelas del mes de la moda en Nueva York, pasando por Londres y Milán hasta París, los grandes hombros -acompañados de una complementaria y precisa sastrería- abarcaron la mayoría de los shows. ¿Cómo estos dos símbolos de poder en el lenguaje de la moda, reservados usualmente para la vestimenta masculina, fueron interpretados y traídos al siglo XXI por cada diseñador, y qué dicen de nuestros tiempos?

Photo: Alessandro Lucioni / Gorunway.com
Photo: Alessandro Lucioni / Gorunway.com

En Nueva York, la marca Rodarte, de las hermanas Mulleavy arrancó la temporada de shows apuntando al cielo, hombros gigantes con vuelos que los hacían aún más grandes en vestidos de lentejuela, satín o chiffon, una colección con toques ochenteros, la década

que vio nacer el power dressing sirvió de inspiración para incorporar el arquetipo de poder de esa época -el hombro prominente- con lo percibido como materiales tradicionalmente femeninos. Tom Ford continuó el espíritu de la temporada entregando una versión femenina de su mítica sastrería masculina, rígidas construcciones, cortes concisos, estas son piezas que dicen ‘PODER’; en este caso, ese poder no se pelea con la sensibilidad y feminidad que proveía la elección de materiales como piel, terciopelo, satín… el resultado fue una colección con una imponente energía femenina.

Photo: Filippo Fior / Gorunway.com

Volando a Milán, la casa construida sobre el sex appeal, Versace, entregó una versión ácida de lo sexy agregando capas mediante piezas de satín en colores chillantes, arneses o camisas abotonadas y para terminar los looks, sacos holgados con hombros precisos, en estampados maximalistas o colores brillantes. Destacó que esta colección presentó menos piel, más prendas y más sastrería de la que usualmente se ve en un show de la marca. Tal vez la mujer Versace dejó de ser sexy para otros y ahora se enfoca en ser sexy para sí misma.

 

Armando Grillo / Courtesy of Gorunway.com

Llegando a París, la última parada de la temporada, Balenciaga presentó una oda a la construcción. Con cada look los hombros crecían y crecían, presentando un maravilloso ejercicio en técnicas de Alta Costura –el lado la moda que originalmente nació para vestir a la realeza femenina- implementadas en piezas casuales del guardarropa moderno.

Al final, el círculo se cerró en Saint Laurent. La casa de moda del diseñador que propulsó a la fama el le smoking suit, la versión femenina del traje masculino, presentó una sólida propuesta que mezclaba la seriedad de esta pieza con la sensualidad clásica e irreverencia de la marca mediante sastrería en skinny suits con hombros prominentes.

Photo: Alessandro Lucioni / Gorunway.com

En un punto de la semana de la moda, la escritora de moda Robin Givhan preguntó en instagram: “¿por qué los hombros se volvieron tan grandes?, ¿es porque tenemos que soportar el peso del mundo?” Y uno no puede evitar pensar que tal vez así es; desde la primera aparición de las hombreras y la eventual creación del power suit. Hasta hoy, no mucho ha cambiado para las mujeres; brecha salarial, desigualdad de oportunidades, ser culpada si ejerce su sexualidad, culparla por no ejercer su sexualidad… ¿alguna vez tienen un descanso?

Al menos un mensaje de las propuestas de esta pasada semana de la moda fue claro y fuerte, a diferencia del power dressing de los 80’s, esta vez las iteraciones de la hombrera no vienen en una sola forma. Porque la mujer que sale a enfrentar y cambiar al mundo dejó de ser solo una. Son todas. Y todas encontrarán una opción para verse fabulosas mientras lo hacen.

FUENTES:

Friedman, V. (2019, February 28). Feminism in the playground. New York Times, p. D6(L). Retrieved from http://ezproxy.udem.edu.mx:2231/apps/doc/A576163370/AONE?u=udm&sid=AONE&xid=83c26442

FASHION Jo Ellison. (2018). Circling the feminine; Valentino, Hermes, Stella McCartney, Sacai and Giambattista Valli Designers are offering very different takes on power dressing this season. The Financial Times, p. 9.

En un mundo de payasos ¿la belleza nos salvará? – Haute Couture Spring 2019

Un espectáculo que nos pone al borde de nuestros asientos, a veces adrenalina,  humor o ilusión, otras veces belleza pura. ¿Estamos hablando del circo o de la semana del Haute Couture? Esta temporada pareciera que no son tan diferentes.

 

null
Autor:Francois Mori
Crédito:AP
Copyright:Copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved

El espíritu circense de la pasada Semana de la Alta Costura fue establecido por Dior desde su día inaugural, la marca se presentó en una carpa, acompañada del espectáculo del grupo de acróbatas mujeres ‘Mimbre’, quienes mientras el show progresaba creaban pirámides humanas, una mujer encima de otra formando estructuras bajo las cuales los looks desfilaban. No hay una mejor alegoría para la resiliencia femenina sobre el hilo de historia feminista que está creando Maria Grazia en Dior. Eventualmente, la historia tejida por esta muestra de destreza parecía más atractiva que la que contaban las prendas.

 

 

5c47ab7125000096017db7c0
Victor VIRGILE/Getty Images

El circo llegó acompañado de las atracciones del reino animal, en Peter Dundas el estampado de leopardo y jirafa se hizo presente en cintos, vestidos y bordado en capas, mientras que el diseñador Alexandre Vauthier también presentó dinámicas piezas en el estampado felino. El toque de misticismo fue provisto por Bertrand Guyon de Schiaparelli, plasmandolo en el bordado de estrellas y constelaciones que pudimos apreciar en vestidos, botas y amplias capas, Bertrand fue creando una colección divertida inspirada en la infancia de Elsa Schiaparelli, los conjuntos tomaron una dirección casi cómica cuando la paleta incorporó rosa pepto-bismol en looks que bien pudieron hacer el traje de un payaso.  Otro notable personaje que estuvo presente en varias colecciones.

Backstage at Alexandre Vauthier Couture Spring 2019
DELPHINE ACHARD/WWD

Tal vez un guiño a los payasos que nos gobiernan y las tragedias a las que nos llevan, dice la crítica de moda Vanessa Friedman, los elementos que caracterizan a esto personajes circenses estuvieron en la mayoría de las colecciones. El patrón de diamantes usado por los bufones – en Alberta Ferretti, Dior, Givenchy -, los zapatos estilo Mary Jane – en Dior y Margiela (donde fueron llevados a proporciones propias de un disfraz y acompañados de pelo de colores y maquillaje blanco)-, gigantes moños, al hombro en Giambattista Valli, en la espalda en Valentino, complementados con una mochila en Givenchy, a la cintura en Alexis Mabille, en el escote en Alexandre Vauthier.

IMG_3853
@coreytenold

¿Pero qué es un payaso sin las risas? Afortunadamente el humor también estaba ahí, irónico por parte de Clare Waight Keller incorporando látex a las creaciones de Alta Costura y directamente sarcástico e inteligente en los elaborados y gigantes vestidos de Viktor & Rolf acabados con statements – elemento que no se puede separar del streetwear y de su carga política -, Couture para el siglo XXI.

‘La belleza salvará al mundo’, dijo alguna vez Dostoievski. Este evento de la industria, al que asisten las personas más afluentes del planeta, va más allá de crear un espectáculo; se trata de la sublime belleza, de la posibilidad de crear un sueño.

Como un acto de aparición, al final estaba Valentino, “No me gusta reflejar el esfuerzo que lleva lograr magia” decía el diseñador Pier Paolo Piccioli.

 

 

236 metros usados en una chaqueta que asemeja el botón de una rosa, 63 metros de una taffeta de seda en un glorioso vestido amarillo, piezas bordadas con hilo metálico que tomaron 700 horas en ser acabadas, un vestido de vuelos unidos al vestido costura por costura que llevó 1050 horas. Todo este esfuerzo traducido en vestidos que parecieran flotar, ser una ilusión, ciertamente un buen mago nunca revela sus secretos.

La escritora de moda Rachel Tashjian resumió sus sentimientos sobre la semana de la Alta Costura diciendo: “Entre más me dejo a mí misma soñar y ser llevada por la fantasía, más triste me pone darme cuenta de lo desesperada que estoy por escapar de la realidad”.

Viktor & Rolf, en el último día de la Couture Week, cerró con un statement dress que llevaba el slogan ‘I want a better world’. Pensar que la belleza o que un vestido va a salvar al mundo es ingenuo, pero, ¿no es tremendamente reconfortante soñar que existe la posibilidad?.

Semana de la Moda de París
CAROLINE BLUMBERG/EFEption

 

FUENTES:

Tashjian, R. (2019). Why Clowns, Brilliant and Bozo, Are Haunting Paris Couture Week. Consultado de https://garage.vice.com/en_us/article/d3m8yw/paris-couture-clowns

Friedman, V. (2019). Walking the Fashion High Wire. Consultado de https://www.nytimes.com/2019/01/22/fashion/dior-chanel-couture-paris.html

VOGUE. Spring 2019 Couture Fashion shows. (2019). Consultado de  https://www.vogue.com/fashion-shows/spring-2019-couture